Primera consulta con el endocrino e histerosalpingoscopia

Llego el día 25 de Julio, yo me había venido el día anterior de mis vacaciones con mi familia en Asturias porque yo tenía esta cita y para mi era súper importante, así que, pudiéndome quedar más días, me vine el 24.

Llegue al endocrino, me hizo una serie de preguntas, me pesó y me midió. Me dijo que mi tiroides estaba perfecta, pero que en ginecología exigían tener la TSH en 2,5 porque creían que el tratamiento era más efectivo en esos parámetros.

Me recetó EUTIROX 25 y me explicó que debía tomarme una al día entre semana y dos los fines de semana.

Me citaron otra vez para el día 11 de Septiembre, habiéndome hecho previamente una analítica para conocer mis parámetros de TSH.

Mi siguiente cita con el endocrino la tenía el día 11 de Septiembre, pero antes de eso, me habían citado para hacerme una HISTEROSALPINGOSCOPIA el 17 de agosto para la que me habían explicado la preparación de la prueba.

La histerosalpingoscopia es una prueba en la que te insertan un catéter con contraste en el útero para conocer la permeabilidad de tus trompas y si existe algún problema en ellas o en la cavidad uterina.

Tenía que acudir en ayunas y habiéndome tomado un diazepam (relajante) y al salir de la prueba tomarme un sobre de antibiótico.

Yo, como el 99% de las personas, me puse a investigar sobre esta prueba, si era dolorosa o no. Y como en la viña del señor hay de todo, pues llegue a leer que el dolor era insoportable, a un dolor de ovarios como en tus menstruaciones o indoloro, así que llegue a la prueba cagada de miedo.

Me tumban en una camilla con un solo camisón, claro, allí yo ya estaba asustada con todo lo que había leído y me habían dicho. Proceden a meterme los catéteres para pasar el contraste, pero como estaba tensa lo rechacé inconscientemente. A la segunda, fue la vencida. La ginecóloga me explicó que ese era el momento en el que supone que al introducir el contraste es cuando podía notar dolor o molestia. No noté nada más que una micro molestia. Una vez finalizada la prueba, me dieron unas gasas porque como suele ser normal, en estos procesos se puede sangrar. Lo siguiente fue irme.

Realmente, no sé si fue por el cúmulo de nervios sumado a la prueba, ese día me lo pasé bastante revuelta del estómago, tanto que me tuve que ir antes de mi puesto de trabajo, pero repito, pudo ser simplemente cosa de nervios y tensión.

El resultado de la prueba fue más que favorable, tanto las trompas como el utero estaban perfectos.

Y ahora ya volvemos al tema del endocrino. Llegó el día 11 de Septiembre, donde tuve mi segunda cita con el endocrino.

Los resultados no habían sido los esperados y normal, porque siendo sincera, a mí se me olvidaba día si y día también tomar la medicación, así que, me subieron la dosis a 50 de EUTIROX diarios y me pusieron una dieta para coger un poco más de peso (porque yo me sentía delgada, aunque estuviese en el peso correcto) incrementando las ‘grasas buenas’ en mi dieta, os pongo un ejemplo por si alguna también esta así, vale?

  • Yogur tipo griego.
  • Pan de pipas.
  • Frutos secos.
  • Aceite de oliva.
  • Sal yodada.

Finalmente, ya en esta revisión me recetaron el ácido fólico, en mi caso YODOCEFOL para tomar diariamente.

Cada vez estábamos más cerca de bebé!!

1517948113989.jpeg

 

Anuncios

Autor: twomomsspain

Somos Two Moms, una pareja de chicas que han decidido adentrarse en el mundo de la maternidad. Quieres conocer nuestra historia y saber como hemos llegado hasta aquí? Síguenos!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s